La hospitalidad china se refleja en la inclusión de los nombres de sus visitantes en pantallas LEDChina sigue creciendo y aumenta sus infraestructuras, aunque mantiene su cultura en los rasgos más esenciales. Aspectos como la forma de relacionarse gracias a la tecnología está cambiando, pero no cambian valores fundamentales como la hospitalidad. Acabo de volver de China de visitar a los proveedores que utilizamos en nuestras importaciones de China y una vez más, China ha vuelto a sorprenderme. Llevo 14 años visitando China pero en cada viaje siempre alguna novedad me impacta. En este viaje ha sido constatar la habitual hospitalidad de los proveedores chinos reflejada en una pantalla de LED.

Al visitar a uno de nuestros proveedores LED nos llevamos la grata sorpresa de que nos esperaba a la entrada del edificio una pantalla LED gigante, como podéis ver en la imágen de la derecha, donde se leía «Nuestra calurosa bienvenida al Sr.Mariano y al Sr. Javier Mesa».

Puede que para algunos pueda parecer algo frívolo, pero estas pantallas de 2 x 3m pueden costar unos 6.000 Euros y tenerla dedicada a las visitas significa una clara declaración de intenciones hacia los clientes que te visitan, y de nuevo, y de acuerdo a su cultura, un reflejo de la hospitalidad china, mezclada esta vez con la nueva tecnología LED.

La hospitalidad china se refleja en la inclusión de los nombres de sus visitantes en pantallas LEDAntaño, en China se mandaba a calígrafos expertos realizar escritos en papel que adornaban las calles para la llegada de viajantes ilustres. Hoy en día, estos mensajes ya se realizan en pantallas LED para que puedan fácilmente programar los nombres de los visitantes y así no tener que escribir cada día los nombres de los mismos.

Cabe también destacar que no es la primera vez que visito esta fábrica, sino la tercera. La primera vez la recepción fue más fría, no hubo cartel de bienvenida, y la segunda tampoco aunque la comunicación mejoró mucho, pero como siempre digo, para los proveedores chinos los clientes extranjeros somos «un billete andante» y en la primera visita el valor de nuestro billete era de 0 Euros, la segunda era de unos pocos euros, pero entre esa segunda visita y esta tercera, las compras a esa empresa superan los 10.000 Euros y por tanto, nuestro valor dentro de la misma ha aumentado y nos «merecemos» figurar en la pantalla LED de los «visitantes ilustres».

Tras la reunión y negociación, hubo por supuesto una comida conjunta, y una visita a la fábrica completa, algo que no pudimos hacer en anteriores visitas, lo cual demuestra de nuevo que nuestro «valor» había aumentado dentro de los clientes de esta empresa.

Hospitalidad 2Negociar con proveedores chinos no es tarea fácil, pero la experiencia de 14 años hace que ya puedas ver en su actitud sentados a la mesa y en sus semblantes su interés por el negocio y si será fácil o difícil seguir negociando a la baja el precio de los productos o bien ya hemos llegado al punto en el que están cerca de su coste real.

Y comprender esas reacciones puede valer un ahorro importante en el precio de tu producto. Así, las importaciones de China se convierten en un viaje complicado en una tierra extraña (China) y bajo un lenguaje extraño (el chino mandarín) si no vas acompañado de una empresa nativa (Luckyarn) que te guíe en esta odisea. Si quieres empezar a realizar importaciones de China y no tienes experiencia te recomiendo que utilices los servicios de alguna empresa de importaciones, sea Luckyarn o cualquier otra.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.