Arbol LEDYa estoy en China de nuevo, después de un largo viaje de más de 15 horas. Ya son más de 10 años realizando estos viajes, pero reconozco que son brutales para el cuerpo humano. Hemos salido ayer (creo que sí) de Barcelona a las 9 de la mañana y hemos llegado hace unos minutos hoy jueves (el día siguiente) a las 7 de la mañana.

Esto significa ya las mencionadas 15 horas de viaje, pero lo peor está por venir, porque con las pocas horas que hemos podido dormir en el avión, unas 4-5 horas, nos queda todo el día por delante, con visitas a fábricas, proveedores, y reuniones donde el cerebro se resiste a traducir al inglés, quizá por efecto del temido jet-lag.

Pero entre tantas quejas, debo admitir que estoy contento de estar de vuelta y que este país nunca deja de asombrarme. Nada más salir del aeropuerto de PuDong, en Shanghái, y todavía de madrugada, me encuentro que la avenida está iluminada por árboles que recuerdan al típico almendro europeo, pero que en vez de hojas, cuentan con pequeñas luces LED para iluminar las calles, incluso cada árbol de un color diferente al siguiente, dando realmente una imágen moderna y novedosa.

China nunca dejará de asombrarme, y creo que nunca dejaré de visitarla. Os animo a que también la visitéis y sobre todo, que contéis con Luckyarn para ayudaros en el inicio de vuestras importaciones de China.