Entradas

Diamantes en las letras de un coche chinoAcabo de volver de China, y como siempre me sucede al estar allí, por supuesto, uno tiene ganas de volver, pero cuando vuelves, echas de menos detalles de esa cultura tan exótica, tan distinta a la nuestra, pero que te llena y enriquece en cada viaje. La cultura China es milenaria y por tanto debe respetarse como tal, pero siempre hay detalles de la misma que te descolocan, te chocan o como mínimo te llaman la atención, incluso para viajeros habituales o personas que han viajado hasta allí repetidas veces.

Este conocimiento de la cultura china es sumamente importante para poder tratar con proveedores chinos y no «meter la pata» en las reuniones con ellos al realizar actos comprometidos como pueden ser besar en la cara, dar la mano o entablar un contacto físico con el proveedor, sea cual sea su sexo. Pero este es sólo un detalle de la cultura china a tener en cuenta, que junto a entregar la tarjeta de visita sujeta con ambos pulgares hasta que la otra persona la toma, constituye un clásico en los negocios, pero fuera de los mismos hay muchos detalles que nos habla mucho del carácter chino, como su fijación por el lujo.

Luckyarn ha intentado siempre ser muy respetuosa con nuestros trabajadores nativos y entender su cultura, gusto y punto de vista, de ahí que recomendemos siempre entrar en este país de las manos de personas expertas, sean o no las de nuestra empresa, que evalúen a los futuros proveedores.

Un domingo en pijama denota lujo en ChinaEl lujo es importante para los chinos, de ahí que la mayoría de sus ciudadanos que viven en nuestro país tras devolver el préstamo a la familia que les permitió abrir su negocio aquí, rápidamente compren un coche de lujo tipo BMW, Audi o Mercedes, porque para ellos es muy importante demostrar su estátus y que los negocios les son favorables.

Hace 14 años cuando empecé a realizar importaciones de China y visité por primera vez China me sorprendió ver un coche por cada 100 bicicletas, y ahora casi podría decir que se ha invertido la misma proporción en las grandes ciudades como Shanghai, pero es que además, esos coches son berlinas de tipo medio alto en más de un cincuenta por ciento.

Cabe destacar que para reducir la cantidad de coches en las ciudades (y una segunda razón de tipo recaudatoria) el precio por matricular un coche en esa gran ciudad es ya de 90.000 yuanes o RMB (11.o00 euros) así que si pagas ese precio por matricular un coche, pues ya te compras un coche caro, o en caso contrario te saldría la matriculación más cara que el propio coche.

En la fotografía anterior, que realicé en este último viaje a Shanghái, se puede ver un conductor chino que además de comprarse un coche de lujo, un todoterreno Range Rover, además ha decorado las letras del mismo con cristales de Swaroski.

Este lujo se reduce a detalles más livianos o mundanos pero incluso dignos de mención. En la segunda fotografía puede verse una escena cotidiana los domingos en las ciudades chinas. La población acude a los supermercados o pasea en pijama por la ciudad, incluso en motocicleta, como puede apreciarse en esa fotografía.

Y aunque nos pueda sorprender, la razón esta relacionada con la anterior, es mostrar su «lujo» al resto de personas. Los ciudadanos de una gran ciudad como Shanghái muestran su pijama a trabajadores e inmigrantes que no se lo pueden permitir, es decir, de nuevo muestran su estátus y su éxito o poderío económico al resto de ciudadanos.

La comida china es muy rica, no lo que vemos en EspañaFinalmente, en nuestro país relacionamos la cocina y los restaurantes chinos con unos niveles de calidad y precios muy ajustados, pero he de decir que no tiene que ver nada con la verdadera cocina china que me encuentro en mis viajes, y una vez conoces su cocina te sientes muy cómodo.

Como se puede ver en la tercera fotografía, en cualquier restaurante tienes una gran variedad de marisco, verduras y carne a tu elección y conforman una opípara comida o cena, que de nuevo, no tiene nada que ver con la cocina que abunda en los resturantes chinos en España.

Así, que si quieres conocer la verdadera China, no aquella que creemos conocer, o que nos venden en estereotipos culturales, empieza a trabajar con proveedores de la mano de expertos en ese país y en importaciones, bien sea con Luckyarn o con cualquier otra empresa que te ahorrará equivocaciones y dolores de cabeza al desconocer detalles tan importantes como los mencionados.

Blanqueo de dinero y la Operación EmperadorSeguimos asombrados por la repercusión de la “Operación Emperador” y que haya sorprendido a propios y extraños cuando todos los que trabajamos con personas chinas en España conocemos su forma de negocio y repatriación casi total de capitales para pagar deudas y mantener a la familia que queda en China.

A continuación enumeramos las prácticas habituales para el blanqueo de dinero que siguen los empresarios chinos (y los locales en nuestro país):

a) Empresas en sistema de módulos que facturan 3 veces más de lo que declaran, o bien que no facturan nada, pero siguen abiertas (¿no asombran tantos restaurantes y bares chinos sin clientela? ¿O locales con una familia donde sólo está asegurado el padre?)

b) Partición en pequeñas cantidades o menudeo: las personas que viajan llevan hasta 10.000 € e individualmente hacen ingresos bancarios de pequeña monta, que no llegan a los 3.000 € que implican revisión obligatoria.

c) Compra de pisos o naves industriales en efectivo: es la forma más fácil de convertir dinero negro en una propiedad declarada, y además por un monto sustancial.

d) Compra de piedras preciosas y arte: siguiendo con el punto anterior, sólo cambiando el objeto de la compra.

e) Paraísos fiscales: según marca la trama, enviar el dinero a paraísos opacos que a su vez lo reenviarán a China.

Realmente parece que en nuestro país sólo actuamos cuando sabemos que el cabecilla de la trama ya regresaba a su país. Es su cultura, pero sólo unos pocos lo sabíamos?

Lujo y derroche en ChinaEn las últimas horas España se ha visto sobresaltada por la «Operación Emperador» y la gran cantidad de dinero que se blanqueaba en esa  trama. Desgraciadamente, a aquellos que conocemos la cultura china, o más específicamente a mí,  no me ha sorprendido la misma, o dicho de otra forma, sí me ha sorprendido…que hayan tardado tanto en actuar!

China es un país encantador, una cultura excitante, con una fuerza de voluntad para el trabajo que asombra, pero se ha abierto del comunismo al capitalismo en tiempo récord, haciendo que a muchas personas se les hayan abierto los ojos rasgados al «dinero fácil».

Existen zonas enteras de China donde su población ha emigrado al extranjero (en el caso de Barcelona y España la mayoría de emigrantes provienen de la ciudad de Wenzhou en Zhejiang y alrededores) pero mucha parte de la familia radica todavía en China.

Así que la mentalidad China les empuja a intentar evitar al máximo los impuestos españoles (tiendas con una familia entera trabajando pero sólo el cabeza de familia está dado de alta…, importaciones de dudosa legalidad…) y una vez consiguen el dinero, nunca llevarlo al banco, pero si es así, rápidamente hacer transferencias para que el dinero vuelva a China y mantener a la familia que tienen allí, pagar las deudas que les trajeron hasta aquí o que les han ayudado en su inversión (la familia ayuda en la financiación del negocio familiar) o bien invertirlo allí donde les va a producir mayor rentabilidad, su país natal, con grandes oportunidades.

Así, el dinero en efectivo les lleva a comprar pisos o naves industriales «a tocateja» con grandes fajos de dinero, comprarse con sus primeras ganancias coches de alta gama  (recordad que los negocios en China se basan en la primera impresión) como el BMW M3 dorado que he podido ver en China, y sólo los más osados (no metamos a todos en el mismo saco) montar tramas tan complicadas como la mencionada para repatriar los beneficios. Es su cultura, pero sólo unos pocos lo sabíamos?

Control de calidad en ChinaEmpresas de Control de Calidad en China hay muchas, tanto europeas como locales. Normalmente lo que destaca a unas supone una carencia en las otras. Las empresas europeas suelen ser caras ya que tienen que mantener sus oficinas en destino, mientras que las chinas aunque son baratas no enfocan el Control de Calidad con ojos europeos, y dan por buenos artículos que aquí no dejaríamos pasar. En Luckyarn como empresa multinacional unimos ambos puntos de vista para conseguir un Control de Calidad óptimo, aunque es indispensable cubrir todos los pasos necesarios:

1. Auditoría personalizada: antes de que el proveedor sea considerado para realizar un pedido, es indispensable revisar sus instalaciones, histórico de pedidos, personal y sistemas de Control de Calidad, y ni siquiera probarlo si no cumple con los requisitos mínimos.

2. Inspección de pre-producción: realizamos una inspección visual de todos los componentes comprados, materiales y herramientas, accesorios y productos semiacabados frente a las muestras aprobadas por el cliente y sus especificaciones para señalar posibles problemas y recomendaciones, siempre evitando posteriores problemas mayores.

3. Inspección durante la producción: tras completar el 20 a 30% del pedido, se vuelve a realizar una inspección visual de la calidad en los productos semiacabados, de nuevo frente a muestras y especificaciones del cliente.

4. Inspección previa al embarque: es el momento más delicado del Control de Calidad, en el que tras acabar el 100% del pedido se revisan una parte estadística de la mercancía ya embalada según la norma internacional ISO 2859-1, donde nuestros inspectores revisan apariencia general, trabajo manual, funciones, seguridad y los puntos marcados por el cliente, eliminando los productos defectuosos. Sólo si el porcentaje defectuoso está bajo el nivel de aceptación, se embarcca la mercancía.

5. Carga de la mercancía y recolección de muestras: se ayuda al proveedor a cargar correctamente el contenedor con la mercancía y se retiran las muestras seleccionadas como buenas, así como algunas de las defectuosas que se consideren importantes.

6. Otros servicios auxiliares: realización de Especificaciones Técnicas para el cliente basadas en las muestras recolectadas, visita de las fábricas seleccionadas, coordinación de análisis de laboratorio, cursos de Calidad, Cumplimiento con directivas sociales (niños trabajadores, salarios justos…)

Hacer negocios con China

La cultura china es tan antigua como la nuestra, pero es una cultura más hermética, menos permeable, y por tanto muy tradicional, algo a tener en cuenta cuando se negocia con ellos. A modo gráfico, siempre digo que nuestra mente está compuesta de círculos y la suya de cuadrados, de modo que es difícil introducir los círculos en los cuadrados, y la comunicación, que además se basa en el inglés, se vuelve muy complicada. Ellos basan su negociación en el contacto físico, lo que llaman el «guanxi» (relaciones personales) por lo que siempre se obtiene un precio mejor al que nos han adelantado por e-mail cuando se visita la fábrica.

En cualquier caso, mis sugerencias cuando se negocia con proveedores chinos son: ser muy flexible, respetuoso, humilde, utilizar el sentido común, y finalmente conservar la calma (ellos nunca la pierden y si tú lo haces, no querrán seguir negociando). Estas sugerencias se traducen luego en reflejos de lo mencionado como sentarse y mantener una actitud respetuosa, sin cruzar las piernas, tomar la tarjeta de visita con ambas manos y revisarla y guardarla con respeto (siguiendo su «protocolo») y evitar el contacto físico (prohibido dar besos ni en la mejilla y máximo dar la mano).

Algo trivial para nosotros pero muy importante para ellos es que el coche en el que llegas o el hotel donde te alojas es tu carta de presentación (un gran coche o un gran hotel significa un gran cliente, uno pequeño poco negocio) aunque no lo comentarán por respeto.

Y siempre es bueno poner un ejemplo ocurrido en Nanhai (Guangdong): el proveedor se niega a producir nuestro pedido a las 16h por cantidades poco atractivas, y tras enfadarme, mis socios chinos piden que les deje el mando en la reunión.  A las 18h, aunque yo no entendía nada del asunto, les invitamos a cenar, a continuación fuimos a un karaoke (aburrido, todas las canciones eran chinas) y al día siguiente la otra parte se presentó para desayunar con nosotros en el hotel. Una vez comprobado nuestro hotel, el proveedor confirma el pedido y lo acepta… El proveedor chino necesita atenciones y una negociación que tome tiempo, no pierde de nervios, y tras comprobar que somos solventes por el hotel, acepta el pedido, ha cerrado el ciclo completo de la negociación.

Todo esto no es una regla general, pero tenerlo en cuenta siempre ayuda en situaciones como las mencionadas. Espero que os sirva de ayuda.