Posiblemente derivado de las condiciones internacionales y la crisis que nos envuelve, China vuelve a promover las exportaciones con un paquete de medidas que van desde el aumento en la subvención a las exportaciones según los diferentes productos, así como la subvención a los diferentes puertos y reducciones en las tarifas marítimas o fletes.