Las 5 ciudades chinas que participan en el programa piloto son Shanghai, Guangzhou, Shenzhen, Dongguan y Zhuhai, estas últimas de la provincia de Guangdong. El plan, que cubre las importaciones, exportaciones y reexportaciones, se pondrá en práctica una vez las autoridades relevantes de la parte continental ultimen los detalles operacionales.