Entradas

Luckyarn hace tu importación fácil!Una de las opciones que más éxito está teniendo en los últimos meses es nuestra oferta de transporte marítimo. Sin descuidar nuestro «servicio completo» con búsqueda de producto y proveedores, muchos clientes ya vienen con su proveedor en China y nosotros nos encargamos del resto.

Podemos importar su mercancía a un precio que nunca conseguiría directamente con un Agente de Aduanas directamente: las tarifas que le ofrecerán como nuevo cliente serán más altas que las que nosotros ya tenemos suscritas, y les solicitarán un aval bancario o el pago de su factura por anticipado, algo que nosotros ya tenemos negociado.

Piense en que por un pequeño porcentaje puede ahorrarse los dolores de cabeza que le supondría realizar todos estos trámites por su cuenta, como ya han hecho muchas empresas españolas que confían sus importaciones en nosotros. No importa el producto: scooters, material aislante, acero, etc… déjelo en nuestras manos expertas, y si aún le queda alguna duda consulte nuestro Manual de Importaciones o mire estos ejemplos claros:

a) Descuentos en contenedores cerrados de 20 ó 40 pies de más del 20%

b) Tarifa de grupaje con 25% de descuento, no importa si la mercancía paga por volumen (m3) o bien por peso (kgs). Recuerden que se paga por la cantidad superior (peso en Tm frente a m3 ó CBM, metros cúbicos)

c) Control de Calidad opcional para las mercancías en orígen.

d) Revisión y aprobación del BL o AWB (documentos de transporte marítimo o aéreo) y toda la documentación.

e) Consolidación de grupajes: Luckyarn gracias a su volumen envía contenedores compartidos de mercancías que supone un ahorro de hasta el 40% inferior a las que Vd. obtendría si contactase directamente con las Agencias.

f) Añádale la búsqueda de proveedor si no dispone del mismo en China y amplíe el ahorro del 40% al precio total final del producto.

Luckyarn se encarga de tus muestrasUna de las preguntas más frecuentes que recibimos de clientes son sus problemas a la hora de solicitar y recibir muestras de los proveedores chinos que contactan por directorios de internet. La práctica más habitual por parte de los proveedores consiste en (contrariamente a lo que se hace en España) cobrar por las muestras, y además, cobrar el envío aéreo o courier (DHL, FedEx o similares) de las muestras.

Existe la posibilidad de estafa, es decir, de proveedores que solicitan ese dinero por la muestra y que luego nunca envían quedándose con el dinero, especialmente en productos electrónicos, por lo que hay que estar muy pendiente y buscar valoraciones del proveedor en Internet, lo cual tampoco asegura recibir las muestras, o incluso mejor, trabajar con empresas como Luckyarn que tiene 4 oficinas en China que certifican la dirección y existencia del proveedor, y que gestiona las muestras para sus clientes.

En un segundo escalón están los proveedores que ofrecen muestras gratis pero que cobran por el envío courier, lo cual es más razonable. Depende de la capacidad negociadora, es posible conseguir que envíen las muestras 100% gratis, pero sólo se conseguirá si detrás de esa muestra existe un pedido importante que justifique a la empresa o proveedor chino pagar el coste del envío courier. Ahí es donde Luckyarn y su experiencia juega un papel importante, ya que conocemos proveedores con los que hemos hecho producciones anteriores y que nos envían las muestras gratis.

Una vez gestionado el pago del envío es importante saber que los paquetes courier cuyo peso excede de 20kg y cuyo valor en la factura proforma exceden de 20US$ corren el riesgo de ser parados en aduanas, por lo que hay que partir el envío en otros más pequeños y tener cuidado con el valor de las muestras que se envían.

Pero lo más importante consiste en asegurarse de lo que se va a recibir, y nuestra sugerencia consiste en SIEMPRE solicitar al proveedor fotos de las referencias o artículos que incluye en el paquete y asegurarse de verificar todos los detalles de la muestra (composición, medidas, material, color, estampado…).

La experiencia marca nuestras decisiones, por lo que confía en un experto como Luckyarn para la gestión de tus muestras con proveedores chinos.

Bill of landing - conocimiento de embarqueAlgunos comentarios más sobre los capítulos sobre la documentación:

El documento de embarque (BL o Bill of Lading en el caso marítimo o bien AWB o Air Way Bill en el caso aéreo) es el que indica al forwarder o transitario a quién debe entregar la mercancía, por lo que es importante no perderlo. Al ser un documento internacional sí que tiene un formato estándar como el que se adjunta. El formato de un Air Way Bill o AWB sería muy similar al del Bill of Lading, por eso no lo añadimos.

Entre estos documentos absolutamente necesarios figuran la factura, el packing list, y el Bill of Lading, B/L o BL en el caso de marítimo, pero que en caso de aéreo sería el Air Way Bill o AWB. Los dos primeros documentos son de formato muy diferente y sólo necesitan mencionar nombre del proveedor, nombre del cliente, mercancía que se adjunta, y finalmente el precio unitario y precio total de la factura, pero no tienen un formato estándar. Sólo remarcar que en el caso del packing list (dato que también figura en el BL) se menciona el peso bruto (kgs) y volumen total del envío (m3) el cual marcará el coste del flete en caso de grupaje. Es decir, mientras que un contenedor 20′ tiene un precio cerrado, en el caso del grupaje se cobra por volumen (m3) o bien por peso (kgs) si el peso es considerable, de ahí que hay que asegurarse que el volumen anticipado por el proveedor coincida con el volumen finalmente marcado en el BL.

Revisando el documento adjunto veremos que en la parte superior izquierda se marca el nombre del shipper (proveedor) consignee (cliente) y notify party (a quien se notifica, agente de aduanas). A la derecha figura el nombre del forwarder que ha embarcado la mercancía (no es la naviera como ya hemos comentado) y encima el número de BL ó B/L, imprescindible para que el Agente de Aduanas pueda localizar el envío. A continuación figuran el barco que transporta la mercancía, puerto de salida, puerto de llegada y a continuación toda la descripción de la mercancía. Si la mercancía es un grupaje (no un contenedor completo) como es este caso, debería figurar también a continuación el número de contenedor físico que contiene nuestra mercancía, dato que no he incluido para preservar la confidencialidad.

Finalmente, está la parte más importante del BL, la fecha de embarque o fecha “shipped on board” en la que la naviera certifica haber embarcado la mercancía. Es la seguridad de que tu mercancía ha salido de orígen y viene en camino y no ha sido retrasada. En la última parte existe una zona donde marca “freight collect” (pago pendiente, caso FOB como el adjunto) o “freight prepaid” (envío pagado, caso CIF). Es imprescindible revisar la documentación recibida por el proveedor para evitar sorpresas e intentar subsanar posibles errores en la misma antes de la llegada del barco a destino, igual que realizar un seguro de transporte para evitar sorpresas si hay contratiempos.

La documentación necesaria para la importación.

Como regla general, dejando a un lado otros documentos accesorios, son 3 los documentos esenciales que debes solicitar a tu proveedor para cualquier importación de China, y que son por este orden el BL o Bill of Lading o documento de embarque (ya que en caso de envío aéreo pasa a ser el AWB o Air Way Bill) más la factura comercial del envío y finalmente el packing list o albarán. Otros documentos importantes son los siguientes:

Factura Proforma: es recomendable antes de iniciar la producción haber recibido una Factura Proforma donde el proveedor nos indica fecha de entrega, precio, condiciones de pago e Incoterms, para luego poder comprobar que la Factura Comercial final sigue indicando lo mismo y no hay discrepancias. Pero en cualquier caso, la Factura Proforma es muy anterior en el tiempo, antes de cualquier pago e inicio de la producción.

certificado de origen Certificado de Origen: algunas partidas arancelarias necesitan para su importación el Certificado de Origen, el cual nos indica además de esta partida arancelaria, qué empresa ha realizado la producción e indica también que el producto está realizado en China. Es muy difícil enumerar aquí todas las partidas que lo requieren, por lo que si tienes alguna duda no dudes en contactar con nosotros. Mi sugerencia es que en cualquier caso, aunque no sea necesario, requieras el Certificado de Origen al proveedor y así el asunto está solucionado. Es un documento de color azul, pero en caso de algunos productos como el textil y el calzado, por sus características especiales, pasa a ser de color naranja o salmón y con un formato algo diferente.

Certificado de Calidad: el cliente puede solicitar al proveedor que una empresa privada (SGS, Bureau-Veritas) o estatal externa designada por él realice una inspección y sirva de garantía que la mercancía cumple lo pactado.

Seguro de transporte: en caso de percance durante el transporte, se contacta con una Aseguradora (recomendamos que sea por al menos el 110% del valor de la mercancía por los llamados «riesgos adicionales») que compensará al cliente cualquier daño en la mercancía.

Documentos bancarios: recomendamos el pago vía transferencia, pero si se realiza el pago vía Carta de Crédito, son documentos vinculantes abiertos para la inclusión de diversas cláusulas para condiciones especiales como las instrucciones para el cambio de monedas, banco de presentación, condiciones de entrega, Carta de Garantía, etc…

Documentos aduaneros: de tipo sanitario, veterinario o bien fitosanitario. Por ejemplo, la madera y muebles necesitan Certificado de fumigación para asegurar que no hay «termitas» ni otros «bichos» que puedan venir con la madera.

Licencia de Importación: si se necesita autorización especial para esa partida, de tipo “cuota” u otra naturaleza, es un documento de Exportación que expide el proveedor para que el cliente la canjee por la Licencia de Importación ante el Ministerio de Economía y Hacienda.

En la siguiente entrada haremos una mención especial a los 3 documentos necesarios.

Contenedores vía marítimaUna de las razones de nuestro éxito es la oferta de transporte marítimo de que disponemos. Podemos ofrecerle la posibilidad de importar su mercancía a un precio que nunca conseguiría directamente con un Agente Transitario directamente. Pongamos un ejemplo claro: si Vd. contacta directamente con una empresa de transportes, las tarifas que obtendrán serán altas, ya que su negocio con ellos de momento es inexistente, y con toda probabilidad les solicitarán un aval bancario o el pago de su factura por anticipado. Además, es mejor evitarle todos los dolores de cabeza que le supondría realizar todos estos trámites por su cuenta, déjelo en nuestras manos como expertos, según le explicábamos en el Manual de Importaciones.

Mientras que un contenedor 20 pies tiene un precio cerrado, sea el que sea según la tarifa, en el caso del grupaje se cobra por volumen (m3) o bien por peso (kgs) si el peso en Tm supera el de los m3 ó CBM (metros cúbicos) de la mercancía, es decir que se paga por volumen o peso según la cantidad que sea superior, de ahí que hay que asegurarse que el volumen anticipado por el proveedor coincida con el volumen finalmente marcado en el BL o luego tendremos una sorpesa en la factura final.

Hay que considerar que el precio de un m3 de grupaje siempre será superior al de cada m3 de un contenedor completo. En otras palabras, el grupaje es más caro que el contenedor completo, por lo que Luckyarn envía contenedores compartidos de mercancías. Disponemos de tarifas de flete marítimo, gastos de llegada y despacho de aduanas que puede ser de un 40% inferior a las que Vd. obtendría si contactase directamente con las Agencias, debido a nuestro volumen de compra. Además de esto, el volumen de mercancía que movemos nos permite tomar su mercancía junto a la de otras clientes y con todas ellas, siempre y cuando salgan del mismo puerto, realizar un consolidado de todas ellas y llegar a un contenedor completo 20′ cuyo precio será inferior, enviando contenedores compartidos desde China.

Y por supuesto realizar las compras con tiempo para que el envío marítimo sea posible, entre en fechas, y evitar los altos costes de la importación aérea como vimos en este enlace acerca de la eterna pregunta que se realiza el comprador ¿marítimo o aéreo?