Entradas

Como hemos comentado en la primera parte de esta entrada «Pekín, la capital de un imperio» el té tiene una relación extremadamente cercana a la cultura china.

La leyenda popular dice que el té fue descubierto por el emperador Shennong en la antigua China. Según la leyenda, una tarde de otoño, Shennong decidió tomar un descanso bajo un árbol de Camelia y hervir un poco de agua para beber. Las hojas secas del árbol cayeron en la cacerola de agua caliente, creando  asi una olla de té, haciendo la primera infusión. Intrigado por la deliciosa fragancia, Shennong tomó un sorbo y lo encontró refrescante. Desde el descubrimiento de Shennong, el té ha sido cultivado y disfrutado en todo el mundo.

 

En el principio, el té se usaba en ofrendas rituales. Luego, las hojas de té se comían como vegetales o se usaban en medicina.  El té es una de las infusiones indispensables en la vida cotidiana de los chinos. Para los chinos, tomar té y degustar té son dos cosas muy diferentes. Tomar té es para refrescamiento y tonificación. Degustar té tiene toda una connotación cultural.

 

El té chino tiene muchas variedades:

Té Verde chino ( Lü Cha 绿茶)

Es el tipo de té más consumido en China, especialmente en el centro. Como curiosidad, uno de los más caros en China se cultiva en Hangzhou. Se le conoce como Lonjing-cha (龍井茶).

Este té LongJing de alta calidad puede alcanzar los 22 Euros por cada 100 gramos. Foto tomada en la plantación del barrio de Huxi de Hangzhou (Patty, Flickr)

Té Blanco (Bai Cha 白茶)

Es un tipo de té levemente oxidado (entre un 10-30%) que se cultiva principalmente en la provincia de Fujian. Se utilizan hojas jóvenes y yemas sin abrir. Tiene un color más pálido debido a la pelusilla que cubre las yemas, y un sabor más suave y delicado.

Te Amarillo (Huang Cha 黄茶)

Se trata de un té procesado de forma parecida al té verde y blanco. Tanto sus hojas como el resultado final de la infusión tienen un color amarillento. Las hojas suelen ir acompañadas de tallos, a diferencia de los anteriores.

Té Negro Chino (Hei Cha 黑茶)

Es un tipo de té post fermentado y el más procesado de todos. Se consume más en el sur de China. Contiene una alta concentración de teína. Hay muchas variaciones de té negro con sus propias características. Tiene un color más oscuro, algo más denso. Es propio de la provincia de Yunnan. Este té se almacena en barricas de bambú, y el proceso de oxidación puede durar de 2 a 60 años. En los últimos años se ha puesto de moda porque ayuda a perder grasa y eliminar el colesterol.

Té azul o Oolong (Wulong Cha 乌龙茶)

Es un tipo de té semi-oxidado. Se queda entre el té verde y el negro, lo que le da un característico tono azulado. La mayoría de su producción procede de Fujian, Cantón y Taiwan. Tiene un sabor suave, similar al té verde, manteniendo el fuerte aroma del té negro.

Té Rojo Chino (Hong Cha 红茶)

Es una variedad de té totalmente oxidado. En occidente se le conoce como té negro (black tea), por lo que puede crear confusión con el té negro chino (Hei cha y su variedad Pu’er). Es probablemente el té más consumido por los europeos. Es bueno para ayudar a la digestión, diurético, y mantenerse despierto.

Frases celebres:

-No hay problema tan grave que no pueda mitigarse con una buena taza de té. Bernard-Paul Heroux.

-Nunca encuentro una taza de té lo bastante grande o un libro lo bastante largo para saciarme.  C.S. Lewis.

-Una amistad es como una taza de té. Debe ser clara, transparente y debe verse el fondo. Refrán chino.

———————————————————————————-

 Pekín te sorprenderá, es una ciudad llena de contrastes, rico en arte y cultura,  gastronomía, en parajes, parques y reservas narurales. Pekín, la capital de un imperio.

 

 

 

 

 

 

 

 

Read the latest car news and check out newest photos, articles, and more from the Car and Driver Blog.