handshake¿Sabes negociar? Si tienes el proveedor, ahora tienes que buscar un buen precio.

Negociar es un arte y negociar con proveedores españoles puede ser una aventura. Pero si a eso se le añade una cultura totalmente diferente como la China, las importaciones con ese país o en general los negocios con China pueden convertirse en una odisea. Para los proveedores chinos, el contacto físico es muy importante, así como el protocolo de invitarte a comer o cenar, y luego incluso ir al Karaoke a oír como cantan (aunque no entiendas nada). Es muy habitual tener un precio por e-mail, el cual sólo se consigue mejorar tras la visita física al proveedor, donde de nuevo vuelve a ser muy importante (aunque parezca mentira) el coche con el que llegamos a la cita. Si el coche es un BMW o Mercedes, eres un buen cliente, el precio será ajustado, pero si vienes con un coche pequeño, tu empresa es pequeña y no les interesas, te dan un precio alto. También hay que recordar que los fabricantes de China o empresas chinas en general sólo creen en lo que tocan, son desconfiados, así que hay que evitar maniobras que les puedan dar lugar a desconfiar (atraso en los pagos, amenazas, cambios de última hora…). Recuerda que la venta directa de China es una utopía arriesgada. Otros detalles a tomar en cuenta en el «cuerpo a cuerpo» es que sólo se puede dar la mano, no se puede besar a las damas, y lo más importante, hablar de política con ellos no es lo más recomendable, ya que desviarán la conversación a otro tema más «seguro».

Siempre me gusta comentar una anécdota al respecto: en una negociación a las 4h de la tarde, el proveedor se negaba a aceptar nuestras cantidades por estar «bajo mínimos» así que pedí marcharnos a ver a otro proveedor pero mi personal chino me solicitó quedarnos y dejarle el mando de la negociación. A las 6h me pide ir a cenar con el proveedor y luego vamos al Karaoke, algo que yo no entendía si el proveedor no aceptaba nuestro pedido. Pues sorprendentemente, durante el desayuno en el hotel al día siguiente, el proveedor finalmente aceptó las cantidades y realizó el pedido. Esto significa que el proveedor necesita por un lado nuestro contacto humano, así como gusta de la negociación, por lo que tras ese tiempo ya pasamos a ser sus «clientes amigos» y sus exigencias bajaron. Así es China, por lo que aunque parezca que la venta china es complicada, pero importar desde China es fácil con Luckyarn! Gracias a nuestra estructura lo hacemos fácil y seguro, y nos ocupamos de aspectos que para un nuevo importador podrían suponer grandes «dolores de cabeza», así que si necesitas importar de China este producto o cualquier otro, no dudes en consultarnos en info@luckyarneurope.com o en el teléfono 93 463 99 38 y te enviaremos presupuesto sin compromiso en 72 horas. Somos tu primera opción y te buscaremos la cotización más ajustada además de buscarte el flete y gastos de importación más reducidos gracias a nuestro volumen de compra e importación.